• Hugo Vigray

Ladrillos solares: Una idea con luz propia


De las campañas o planes que hemos desarrollado desde News Comunicación Corporativa, esta de los ladrillos solares me llega de manera especial. Es una idea motivadora, solidaria, luminosa.

Yo dejé los medios como periodista hace siete años (solo sigo ligado a ellos como locutor) desde que llegué a esto de la comunicación estratégica en News, una de las divisiones del Grupo Mass Publicidad.

Por la gran experiencia que tiene la empresa en el manejo de crisis de comunicación, acaso sea ese el perfil por el cual mejor nos ubican los medios, los periodistas, algunas autoridades. Sin embargo, la cantidad de trabajos que ideamos y llevamos a cabo es tan variada como enriquecedora.

Aquí hay un ejemplo, con los ladrillos solares, una idea que motiva, alecciona, y se distingue porque no es apenas un ladrillo más en la pared.

Habíamos salido Pascual Rubiani, Fátima Barúa y yo de una reunión con Sonia Díaz y David Vargas, nuestros enlaces permanentes al interior de nuestro cliente Petrobras Paraguay. Nos pidieron que pensemos en algo que alimente su campaña “Conectate al futuro”, para promover la concientización sobre el uso de tecnologías limpias, energías renovables y biocombustibles, alineadas a su política de responsabilidad social y ambiental.

Petrobras venía de inaugurar la primera estación de servicios del país alimentada con energía solar, y de instalar el primer cargador ultra rápido para vehículos eléctricos, sin costo para los usuarios, en esa “apuesta al futuro”, como lo define su gerente general en Paraguay, Regis Sawitzki.

De modo que la campaña tenía que enfocarse en eso. En el uso de energías limpias y renovables. Y tenía que ser algo perdurable, de buena recordación, que deje un legado, que concientice, que transforme.

Y como siempre sucede en estas cosas, en esa palmadita final que te dan los clientes luego del pedido, no podía faltar el consejo final: “No vuelen mucho, eh. El presupuesto más que bajo, es exiguo…”. Bueno, Sonia al menos tiene esa sonrisa hermosa que puede permitirse estas censuras previas con total impunidad…

Fue a Pascual –director ejecutivo del grupo– a quien se le ocurrió involucrar en el trabajo a Álvaro Martínez Bustos. Álvaro está con nosotros desde hace poco más de un año, como Director General Creativo de Mass. Es español, anduvo por Colombia y Perú desarrollando campañas memorables. Le encanta todo lo que tenga que ver, precisamente, con esto de las energías limpias y renovables.

Se demoró el tiempo que pidió: Algo más de una semana. Nosotros, con Fátima, necesitábamos su idea para diseñar el plan comunicacional. Él, trabajó y trabajó, secundado por su gran equipo. Cuando apareció con la idea ya no solo madurada sino desarrollada y con una muestra, el asombro fue el invitado de honor.

¡Cómo que un ladrillo! ¿Qué? Cuando vimos todos cómo venía la mano, cómo funcionaba y todo el potencial del ladrillo solar, no nos quedaba una sombra de duda: Era lo que necesitábamos.

Álvaro nos contó que lo trabajó con el Estudio de Ingeniería Faisa, con profesionales íntegramente paraguayos. Y nos explicó que el ladrillo tenía un panel solar, una batería de litio y un conector en la parte interna. El panel absorbe la radiación del sol y la convierte en electricidad de corriente continua que es almacenada en su batería interna. En un día soleado, tarda en cargarse totalmente entre cuatro y diez horas.

Después, puede proporcionar energía a aparatos alimentados vía USB. Teléfonos celulares, lámparas LED, mini ventiladores. ¡Un chiche!

De manera que solo tuvimos que trabajar ya en el diseño final del plan comunicacional, elegir el lugar donde podíamos llevar los ladrillos (acuérdense, chicos, bajo presupuesto!) y algunos pormenores de la historia.

Elegimos Nanawa porque gran parte de esa comunidad vive en un estado precario y con escaso acceso a la energía eléctrica, por falta de infraestructura, y con el agravante de las inundaciones cada año.

Petrobras decidió obsequiar e instalar 50 ladrillos solares para las viviendas más necesitadas. Se ocuparon una buena cantidad de meses en el mapeo de las viviendas, las gestiones con las autoridades y la propia elaboración de los ladrillos, sus pruebas correspondientes, etc.

El resto de la historia, se cuenta en este video de manera tan detallada que no tengo por qué demorarme más con este texto.

El propio Álvaro me pidió que yo le ponga la voz en off. Yo, encantado. Mirálo, por favor. Y vas a entender por qué creemos que es una idea fantástica y luminosa. Y compartirás con nosotros que, como decía Víctor Hugo, no son las máquinas las que conducen el mundo, sino las ideas.

#Comunicación

66 vistas

© 2016 por Santiago Saldívar - Innovation

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Google+ Icon
  • Grey YouTube Icon